O.N.C.E

Programas de Inmersión lingüística donde alumnos con distintas discapacidades visuales se integran con alumnos y participan en las actividades para el aprendizaje del inglés.

Desde su nacimiento, Diverbo ha llevado a cabo más de 1.400 programas de inmersión y ha superado los 40.000 alumnos. Diverbo ofrece sus servicios a toda clase de alumnos: desde particulares (de todas las edades a partir de 7 años) y empresas, pasando por Fundaciones como Once y organismos públicos como el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte o distintas Consejerías de Educación de Comunidades Autónomas, como Castilla La Mancha, Rioja, Aragón, Baleares, Asturias, Andalucía, Valencia, y con la Dirección General de Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid. Uno de los servicios más demandados por los alumnos de Diverbo, son los programas de inmersión lingüística de varios días de duración (3, 6 ó 8 días) que se llevan a cabo en distintos emplazamientos de España (lo que la Compañía denomina “Pueblo Inglés”), y que consisten en que un grupo de alumnos convive durante esos días con un grupo de profesores nativos angloparlantes, de manera que alumnos y profesores se comunican entre ellos siempre en inglés.

Se trata de un campamento de verano de inmersión en el idioma inglés, donde los alumnos realizan toda clase de actividades, siempre en inglés, con monitores angloparlantes con acentos de diferentes lugares del mundo anglosajón. El objetivo de este programa es crear un ambiente de aprendizaje natural del idioma y que parezca que los alumnos están en el extranjero, pero con las comodidades de estar dentro de España y sin salir de nuestras fronteras.

Todo ello, creando un marco de aprendizaje apto para todo tipo de perfiles de alumnos. Diverbo ha recibido alumnos con diferentes tipos de discapacidades intelectuales, necesidades de atención especial, discapacidades auditivas o visuales, alumnos con síndrome de TDH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad), síndrome de Asperger... en sus diferentes acciones formativas, pero sobre todo en sus programas de inmersión lingüística. La experiencia vivida por los alumnos ha sido inclusiva, formativa, y positiva. Gracias a la experiencia de tantos años,

Desde 2019, Diverbo colabora con la O.N.C.E, recibiendo a grupos de niños con diferentes discapacidades visuales e integrándolos con los alumnos y actividades en las inmersiones lingüísticas.

Este es el resultado y agradecimiento de la colaboración. En 2020, repiten la acción formativa.